Ajuy, el pueblo costero escondido
Ajuy, el pueblo costero escondido

Ajuy, el pueblo costero escondido

Al oeste de Fuerteventura se ubica Ajuy, perteneciente al municipio de Pájara. Un pequeño caserío pesquero desde donde tener una vista diferente de la isla y conocer el pasado de Fuerteventura. Las Cuevas de Ajuy son el interés turístico de la zona, y donde día a día los visitantes de la isla majorera disfrutan de uno de los mejores atardeceres de Fuerteventura.

70 millones de años de historia

De visita obligada es la construcción geológica con millones de años de antigüedad. Este Monumento Natural protegido es considerado uno de los 150 lugares de mayor interés para los científicos, por la Unión Geológica Internacional. Ajuy presenta la historia de Fuerteventura y los procesos volcánicos que dieron lugar al nacimiento de la isla majorera.

Sedimentos del fondo oceánico, rocas basálticas y playas fosilizadas pueden verse en los acantilados, montañas y barrancos de la zona oeste de Fuerteventura. En Ajuy puede contemplarse y destaca el Complejo Basal que surgió con el nacimiento de la isla. Desde estas formaciones puede verse cada día un atardecer espectacular.

Las Cuevas de Ajuy

Formadas naturalmente, las Cuevas de Ajuy están constituidas por las rocas más antiguas de las Islas Canarias. Son un reclamo turístico y todo aquel que se deje caer por el pueblito costero, debe adentrarse en las cuevas.

El acceso debe realizarse cuando la marea esté baja. Antes de nada, asegúrate que el mar esté calmado y la marea tarde en subir y entrar en las cuevas.

Para acceder a las Cuevas de Ajuy, dentro del Parque Rural de Betancuria, deberás atravesar el acantilado. En ellas, volverás al pasado y contemplarás restos del Cretácico, sedimentos oceánicos ígneos y fósiles de gasterópodos marinos.

Playa de arena negra

La playa de Ajuy, también conocida como Puerto de la Peña destaca por sus 270 metros de largo de fina arena negra y grava y por tener un oleaje tranquilo. Los visitantes de Fuerteventura eligen la playa de Ajuy para disfrutar de un día relajado, hasta que caiga el sol. En las últimas horas del día, los débiles rayos convierten la arena negra en rosada, haciendo de Ajuy un complejo admirable.

Gastronomía majorera

En el caserío de Ajuy hay varios restaurantes donde se pueden degustar los platos típicos de la gastronomía de Fuerteventura y pescado fresco. Vieja, pez rey, mero, bocinegro o medregal, son algunas de las especies marinas  que capturan sus pescadores y que pueden saborearse junto a unas papas con mojo picón.

    

 

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

New customer discount