Cómo cuidar la piel después de un día de playa
Cómo cuidar la piel después de un día de playa

Cómo cuidar la piel después de un día de playa

En verano los días se alargan y con ellos, las horas que pasamos en la playa tomando el sol. A pesar de usar cremas protectoras para evitar quemarnos, la piel se resiente después de haber pasado tanto tiempo expuesta al calor y a los rayos solares. Por ello, desde Verdeaurora te damos unos consejos para cuidar la piel con aloe vera y aceite de oliva después de un largo día de playa.

  1. Limpia tu piel. Cuando llegues a tu casa o a tu alojamiento turístico, es aconsejable darse una buena ducha de agua tibia y jabón para eliminar la suciedad de la piel.
  2. Exfolia. Para realizar una limpieza más a fondo, deberás exfoliar la piel y eliminar de ella la sal, la arena o partículas que hayan quedado después de la primera limpieza.
  3. Hidrata tu cuerpo. Una vez hayas finalizado la limpieza y exfoliación, deberás secar el cuerpo con suavidad para no dañar la piel. Posteriormente, hidrata la piel con crema que contenga aloe vera, para regenerar la piel, y aceite de oliva, para hidratarla. También puedes optar por aplicar gel puro de aloe vera ecológico.

Si cultivas tu propia planta de aloe vera, extrae el jugo de una hoja y aplícalo directamente para que sea más efectivo. Su absorción es muy rápida y llega a todas las capas de la piel.

¿Tu piel ha sufrido quemaduras?

Estos consejos son ideales para aquellos días en los que la exposición al sol ha sido moderada y tu piel no ha sufrido quemaduras. Pero si por el contrario se te ha olvidado aplicarte protección solar, deberás cambiar algunos de los puntos anteriores. ¡Toma nota!

  1. El primer paso será igualmente la limpieza corporal, sin embargo deberás cambiar el agua tibia por agua fría. Con ello conseguirás descender la temperatura del cuerpo y aliviar las zonas afectadas por los rayos del sol.
  2. En vez de exfoliar la piel, ya que está dañada y el granulado del gel puede empeorar las quemaduras, pasamos directamente a hidratarla muy bien. En esta ocasión lo más aconsejable es usar gel puro de aloe vera ecológico o cortar una hoja de la planta y aplicar el jugo por todo el cuerpo incidiendo en las zonas más afectadas.

¡No olvides aplicar el gel de aloe vera, es lo más importante para regenerar tu piel!

¡El cabello también se daña!

La piel no es la única parte de nuestro que está expuesta al sol en los días de playa. La sal y la arena también dañan el pelo y al final del verano nos vemos obligados a cortarlo para eliminar las puntas abiertas y sanearlo. Por ello, vamos a darte algunos trucos para evitar que la peluquería sea una visita obligada una vez finalizada la época vacacional. El elemento esencial y protagonista de esta receta es el aceite de oliva. ¡Puedes encontrarlo 100% ecológico en nuestra finca!

Mascarilla de aceite de oliva y aloe vera

En un recipiente añade cinco cucharadas de jugo o gel de aloe vera y dos cucharadas de aceite de oliva. Una vez tengas la mezcla, aplícala sobre el cabello durante 30 minutos. Después elimina la mascarilla con agua tibia.

Estos dos ingredientes destacan puesto que hidratan y dan brillo al pelo. Además, el aloe vera ayuda al crecimiento del pelo y lo refuerza evitando que se dañe con facilidad.

Siguenos en:
20

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Suscríbete!

a nuestra newsletter








We respect your privacy. Your information is safe and will never be shared.
Don't miss out. Subscribe today.
×
×
WordPress Popup Plugin