Cómo reducir tu impacto en el medio ambiente
Cómo reducir tu impacto en el medio ambiente

Cómo reducir tu impacto en el medio ambiente

El medio ambiente está en peligro. Las actividades que realizamos a diario contribuyen a la contaminación y al cambio climático que cada vez es más evidente. La Tierra es el lugar en el que vivimos y al igual que limpiamos y mantenemos en orden nuestra casa, tenemos que cuidar del planeta. Para empezar una vida sostenible y en armonía con el medio ambiente, pon en práctica estos sencillos consejos.

Muévete en transporte público o bicicleta

Olvídate del coche o la moto y usa el transporte público. Los millones de vehículos que circulan día a día por las calles de todas las ciudades expulsan CO2, uno de los principales gases de efecto invernadero que contribuyen a la contaminación global. Si vas a ir solo en tu coche, opta por usar el transporte público, ya que de esta manera se reducen las emisiones de CO2.

Otra opción es utilizar la bicicleta, en los últimos meses muchos ayuntamientos están implantando bicicletas de uso público. Además de no contaminar nada, mejora tu salud ya que haces ejercicio en cada pedalada. Un 2×1 sencillo, barato y sostenible con el medio ambiente.

Consume productos ecológicos

Los pesticidas que se usan en la agricultura para conservar los alimentos y evitar las plagas de insectos, perjudican al medio ambiente. Esos productos químicos no solo quedan en los alimentos, sino que llegan a las capas más altas de La Tierra contribuyendo al cambio climático.

Aprovecha e incorpora a tu dieta productos ecológicos y de kilómetro 0, es decir, agricultores locales. Muchas ciudades y pueblos cuentan con mercados semanales a los que los jornaleros del campo acuden para vender sus productos. Reserva ese día de la semana para llenar la despensa de frutas y verduras completamente naturales.

Reduce el uso de plástico

Aprende a decir no a los productos de plástico. Lleva siempre contigo una bolsa de tela y rechaza las bolsas de plástico que te ofrezcan en los establecimientos, ya sea en el supermercado o tiendas de ropa. Además, cuando tengas que comprar nuevos productos opta por su versión en bote de cristal o versión desnuda, es decir, los productos sin envoltorios, en caso de frutas o verduras.

Las botellas de plástico son otros artículos que puedes evitar. Lleva una botella de cristal o acero inoxidable que puedas rellenar, además de ayudar al medio ambiente, ayudas a tu bolsillo, ya que evitar comprar botellas de plástico casi a diario te hará ahorrar unos cuantos euros.

Recicla

El reciclaje es una de las principales medidas para frenar el cambio climático. Tira cada envase y producto a su cubo correspondiente. Lo que te lleva un par de minutos, ayuda al medio ambiente y frena el cambio climático.

Haz uso de la regla de las 3 Erres: Reduce-Reutiliza-Recicla. Si consumes menos, el reciclaje y el impacto en el medio ambiente será menor. Además, busca nuevos usos para aquellos botes o artículos cuya vida es de unos pocos segundos.

Usa la energía de manera responsable

El agua y la luz las usamos a diario y aunque no lo parezca también afectan al medio ambiente. Haz un uso eficiente y responsable de ellos. El agua es una materia limitada, por lo que no la desperdicies. Corta el grifo cuando te enjabones o te estés lavando los dientes, para evitar malgastarla.

Cambia el uso de electricidad tradicional por las energías renovables. Si es posible instala placas solares en el tejado de tu casa para hacer uso de la energía que generan los rayos del sol de manera natural. Sin embargo, para empezar apaga todos los dispositivos electrónicos que no uses. El piloto stand by de la televisión y demás electrodomésticos consumen energía, al igual que los cargadores conectados a los enchufes aunque estos no se estén utilizando.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

New customer discount