Descansar en Fuerteventura también es posible en verano
Descansar en Fuerteventura también es posible en verano

Descansar en Fuerteventura también es posible en verano

 

Fuerteventura es un lugar único para desconectar de la rutina del día a día y descansar. Sus playas de arena negra te trasladarán a paisajes únicos y sus desérticas carreteras te harán pensar que estás en el desierto. Este verano haz de tus vacaciones un momento único. Aléjate de las oleadas de turistas y descubre los rincones más desconocidos de Fuerteventura.

Siéntete como el único habitante de una isla desierta

Fuerteventura destaca por todos los encantos que posee y que puedes visitar. El clima de la isla majorera hace que una de las visitas obligadas en cualquier época del año, y más en verano, sea la playa. Aunque la costa de Fuerteventura ocupa 340 kilómetros, a veces es difícil encontrar un hueco donde estar completamente solos y relajarse.

El Roque del Moro es uno de esos lugares donde podremos sentirnos como en una isla desierta. Este monolito pertenece a la Playa de Cofete, pero es una de las partes menos visitadas. Para acceder a ella hay que caminar por un camino de tierra que termina en la orilla de la playa. Es un lugar único y lleno de formaciones geológicas. Por ello, los interesados en esta rama son los que se dejan caer por el Roque del Moro.

En la misma Playa de Cofete podemos aprovechar y echar un vistazo al curioso cementerio. A pesar de encontrarse en una zona muy transitada, pocos son los curiosos que se asoman al antiguo cementerio de Cofete. Se creó durante los primeros años del siglo XIX y allí descansan los restos de antiguos habitantes de Fuerteventura.

Para pasar un día de descanso y tranquilidad alejado de los turistas, Playa de los Ojos es el sitio ideal. La Península de Jandía disfruta de esta pequeña playa por la que se accede descendiendo por una escalera de madre. En Playa de los Ojos el baño no es seguro, por lo que recomendamos no adentrarse en sus aguas. Es una zona bastante rocosa y con un fuerte oleaje. Sin embargo, ofrece una tranquilidad difícil de encontrar en otros puntos de la isla.

El surf es uno de los deportes más practicados en Fuerteventura. La Playa del Jarugo o Playa de la Mujer es una de esas zonas donde serás el dueño de las olas. Posee un fuerte oleaje y aunque el baño tampoco está recomendado en esta playa, es perfecta para surfear las olas. Además, debido al oleaje que impacta en las rocas se forman unas maravillosas cascadas que te dejarán con la boca abierta. A pesar de que se encuentra en Puerto del Rosario, su acceso hace que sea un lugar remoto y solitario en el que no encontrarás ningún turista.

Majorero en zona de turistas

La zona centro de Fuerteventura es una de las más turísticas de la isla. Sin embargo, puedes encontrar rincones secretos que ningún turista conoce.

Si quieres sentirte como un majorero más tu lugar es la Playa de Giniginámar. Se encuentra en el municipio de Tuineje y alejada de las principales vías del municipio. Los únicos bañistas que bajan cada día a esta gran playa de arena negra son los vecinos del municipio. Además, se trata de un enclave muy especial ya que la Bahía de Giniginámar es una zona protegida por el alto interés biológico que concentra.

Pozo Negro es otra de las playas pertenecientes a la zona centro en la que estarás completamente solo. Durante el siglo XV fue el puerto más importante de Fuerteventura, pero en la actualidad es una población con baja ocupación. Los habitantes que quedan se dedican, sobre todo, a la pesca de bajura. Esta playa de arena negra es perfecta para pasar una jornada de relax y degustando la gastronomía majorera en alguno de los dos restaurantes de Pozo Negro.

En busca de nuevas aventuras

Descansar de la rutina no solo consiste en tumbarse en la arena de la playa y escuchar el sonido de las olas. Fuerteventura ofrece muchas más cosas.

¿Sabes que en las grandes ciudades es imposible ver todas las estrellas que habitan en el cielo? Reserva un día en Fuerteventura para disfrutar de una experiencia única. Para ello deberás alejarte de los municipios más poblados.

Verdeaurora Bio Farm se encuentra en mitad de un enclave único, alejada de los grandes puntos de población y permite ver las millones de estrellas brillantes, la vía láctea, estrellas fugaces, y hasta los planetas y los satélites que los rodean. Fuerteventura cuenta con los sellos Reserva de la Biosfera y Reserva Starlight.

Para irte de la isla con el sobresaliente, nada mejor que descubrir los secretos de la planta estrella de Fuerteventura: el Aloe Vera. Conoce todos los detalles del cultivo ecológico de la planta, los trucos para extraer el jugo de manera correcta y los usos que puedes darle.

Además, también serás en experto en diferenciar los diferentes aceites de oliva que se cultivan en Verdeaurora Bio Farm y podrás degustar los platos típicos de la gastronomía majorera.

 

Ahora empiezan tus vacaciones. Haz que este verano sea una aventura inolvidable en los rincones más desconocidos de Fuerteventura.

 

 

 

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

New customer discount