La mejor manera de cuidar tu piel después de tomar el sol
La mejor manera de cuidar tu piel después de tomar el sol

La mejor manera de cuidar tu piel después de tomar el sol

El verano llega a su fin y ahora toca regenerar la piel. Durante estos meses estamos expuestos al sol, el agua, la sal, el cloro y el sudor que dañan la piel. Para eliminar los efectos negativos del verano, te damos una serie de consejos y productos para que luzcas radiante y como nuevo/a este invierno.

Aloe Vera

El gel puro de Aloe Vera tiene propiedades cicatrizantes e hidratantes. Haz del Aloe Vera tu mejor aliado para recuperar la piel después del verano. Puedes extraer tú mismo el jugo del aloe, pero también puedes comprar el gel puro y aplicarlo directamente.

Esta última opción es la más sencilla y segura, ya que se ha tratado y extraído correctamente y con la seguridad que requiere. Aplica el gel puro de Aloe Vera después de la ducha con la piel húmeda para que comience la regeneración celular de la piel y tratar las manchas producidas por el sol.

Crema hidratante

Hidratar la piel es un acto que no puede faltar en la rutina diaria. En los meses de verano y semanas posteriores tenemos que aumentar la aplicación de crema hidratante. El cuerpo necesita el sol para producir vitamina D. Sin embargo, una exposición prolongada reseca la piel. Para recuperar la epidermis de la sequedad y restablecer el tono de la piel aplica crema hidratante tras un día de playa, pero no hay que olvidarse de cuidar la piel durante todo el año.

El Aloe Vera y el aceite de oliva son dos grandes ingredientes que además de hidratar y regenerar la piel, le dan un toque de frescor. La loción corporal con aceite de oliva y Aloe Vera es perfecta para sanar la piel después de los meses de verano y es ideal para toda la familia.

Aceites esenciales

El rostro y las manos son las partes del cuerpo más sensibles, pero también son las partes que más se exponen al sol, por ello, su cuidado debe ser especial y más intenso. Los productos naturales como los aceites extraídos de plantas aportan beneficios a la piel y actúan en las capas más profundas de la piel.

La rosa de mosqueta corrige las manchas solares producidas por el sol. El árbol de té elimina los granitos generados por el sudor, grasa o el calor. La caléndula tiene propiedades calmantes y antiinflamatorias. La lavanda tonifica la piel tras la exposición al sol. Estos son algunos de los aceites esenciales que puedes utilizar para cuidar tu piel tras las vacaciones de verano.

Cuidado facial

Sin embargo, los aceites naturales no son suficientes para mantener la piel del rostro hidratada y cuidada. La crema hidratante facial no puede faltar en tu rutina diaria. Para paliar los efectos negativos del verano elige una crema facial elaborada con ingredientes naturales. La Crema global con Aloe Vera y aceite de oliva hace que la piel luzca luminosa, hidratada y con elasticidad. Además, no necesitarás más productos en tu rutina facial, ya que puedes aplicarla por el día, por la noche y como contorno de ojos.

Cuidado de los labios

La piel de los labios es muy sensible y los efectos externos los dañan. Aplicar bálsamo labial es una manera de mantenerlos hidratarlos y protegerlos del calor, del sol y la sequedad. El Aloe Vera y el aceite de oliva son los ingredientes estrella para mantener tus labios cuidados.

El stick labial de Aloeverio además de Aloe Vera y aceite de oliva contiene propóleo, manteca de karité y ácido hialurónico proporcionándoles un extra de hidratación y jugosidad.

 

Empieza el otoño de la mejor manera posible y eliminando los efectos negativos del verano en la piel. Tu piel te lo agradecerá después de llevar unos meses expuesta a las radiaciones solares, sales, cloro y arena.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

New customer discount