Visita Fuerteventura en 4 días: Ruta completa
Visita Fuerteventura en 4 días: Ruta completa

Visita Fuerteventura en 4 días: Ruta completa

Fuerteventura es la segunda isla más extensa del archipiélago canario. Los planes en la isla majorera son muy numerosos. Desde dar largos paseos por las infinitas playas, hasta practicar deporte acuáticos o descubrir los desérticos paisajes del interior de Fuerteventura. Haz las maletas, nosotros nos encargamos del resto. ¡Nos vamos cuatro días a Fuerteventura!

Imprescindibles:

Aquí empieza la escapada a una de las islas canarias más espectaculares y no te puede faltar de nada para disfrutarlo al máximo.

  • Billetes de vuelo comprados.
  • Maleta llena de trajes de baño, crema solar y ropa cómoda.
  • Coche de alquiler reservado.
  • Y alojamiento listo para descansar del intenso viaje.

Te recomendamos que reserves el alojamiento en la zona centro de Fuerteventura. Si es tu primera vez en la isla, te resultará más sencillo moverte por ella sin pasar demasiadas horas en la carretera. En el pueblo de Antigua encontrarás varias Casas Rurales, te sentirás como en casa.

Día 1: Norte de Fuerteventura. Corralejo y El Cotillo

Primer día en Fuerteventura y visita obligada es la de Corralejo y El Cotillo, los pueblos más famosos de la isla. En tu camino del centro al norte te toparás con el pueblo de Tindaya y la montaña del mismo nombre. Un paisaje árido y lleno de leyendas sagradas que no puedes perderte.

El Parque Natural Dunas de Corralejo es la primera parada y una de las más esperadas para todo aquel que visita Fuerteventura por primera vez. A su espalda descubrimos las Grandes playas de Corralejo, un conjunto de playas de arena blanca y fina y aguas cristalinas.

Corralejo es un pueblo destinado al turismo, por lo que los servicios y las ofertas de comida son muy numerosas. Después de comer, nos dirigimos a El Cotillo, un bonito pueblo pesquero que habrás visto en más de una ocasión en imágenes. Pese a ubicarse cerca de Corralejo el  paisaje y sus playas son muy diferentes.

En El Cotillo llama la atención el paisaje salvaje y el contraste de las aguas turquesas y cristalinas con las oscuras rocas. La playa Los Lagos o Playa de la Concha, son las que no puedes dejar de ver. Para terminar el día, trasládate al Faro del Tostón para ver una de las mejores puestas de sol.

Día 2: Sur de Fuerteventura. Cofete, Morro Jable y Punta de Jandía

Cofete es considerada por muchos la mejor playa de Fuerteventura. Sus kilómetros de arena por la que poder pasear es uno de sus puntos fuertes.

Cofete es salvaje y virgen y junto a las Montañas de Jandía ofrece un paraje difícil de encontrar en otros lugares y en el que desconectarás, aunque no quieras.

Nos despertamos de la paz y la tranquilidad y ponemos rumbo a la Punta de Jandía, la zona más al sur de Fuerteventura y donde el viento sopla con gran fuerza. Paramos para ver el Faro de la Punta de Jandía. Actualmente es un museo sobre los cetáceos y los fondos marinos que hay en la zona.

Morro Jable es la última parada del día. La Playa de Sotavento se llena por los amantes de los deportes acuáticos. El agua turquesa, el fuerte viento que sopla y la lengua de arena blanca que entra en el mar forman una postal inigualable. Otra playa turística y que hay que ver sí o sí es Costa Calma. Pese a ser una de la más turísticas, es muy extensa por lo que la calma, como su propio nombre indica, está asegurada.

Un día más que se acaba y un atardecer más que guardar en la mochila de recuerdos. Hacia el interior dirígete al mirador de Sicasumbre. Su ubicación en mitad de la nada le otorga unas condiciones espectaculares para disfrutar de un cielo lleno de estrellas.

Día 3: Isla de Lobos

Hoy dejamos el coche aparcado y tomamos el ferry que sale de Corralejo para visitar Isla de Lobos. Desde principios de 2019 la afluencia turística se ha reducido para conservar el espacio y que se mantenga lo más natural posible. Para visitar Isla de Lobos, es recomendable comprar los billetes con tres días de antelación para solicitar los permisos, no te preocupes, las propias agencias se encargan de ello. Entra aquí para realizar tu reserva.

Para disfrutar del baño de sus aguas solo puedes hacerlo en el Puertito de Lobos y en la Playa de la Concha. Lleva calzado cómodo porque nos vamos a adentrar en las rutas de senderismo para descubrir el interior y los rincones más secretos de Isla de Lobos. Uno de tus objetivos será el volcán de la Caldera. Un mirador natural desde el que se divisa Lanzarote y las Dunas de Corralejo.

Vuelta a la isla de Fuerteventura podemos aprovechar el resto del día para visitar más a fondo Corralejo. Sube al volcán calderón Hondo, para tener una vista privilegiada del norte. En el camino de vuelta a casa podemos parar en el Parque Rural de Betancuria y disfrutar de la vegetación y la fauna más popular de Fuerteventura. Aquí se encuentra una Zona de Especial Protección para las Aves.

Día 4: Centro de Fuerteventura. Cuevas de Ajuy, Pozo Negro y Puerto del Rosario

Cuarto y último día en la isla majorera. Ya te has enamorado de sus playas, montañas, gastronomía y de su gente. La ruta de este día te llevará hasta el aeropuerto, el que será el último punto de este viaje.

Nos dirigimos al oeste de Fuerteventura para ver uno de los pueblos pesqueros más populares y bonitos, Ajuy. En Ajuy destacan las cuevas en las que se pueden entrar (siempre con precaución), y el contraste de las casas blancas y sus puertas de colores con la arena negra de la playa. El atardecer desde lo alto de las cuevas de Ajuy es uno de los más espectaculares.

Cogemos el coche y nos vamos a Betancuria. Piérdete por sus históricas calles por las que paseaban los conquistadores de la isla. No dejes de visitar la Plaza Mayor, el Mirador de Guise y Ayose, y aprovecha para comprar queso de cabra típico de la isla de Fuerteventura.

Volvemos a la carretera para poner rumbo al pequeño pueblo de Pozo Negro. Hasta el siglo XIX Pozo Negro fue el puerto más importante de Fuerteventura para la entrada de víveres. En la actualidad, sus habitantes viven de la pesca de bajura y la ganadería. En Pozo Negro puedes recargar pilas y degustar la gastronomía majorera en uno de los restaurantes. Cocina casera y utilizando los productos locales.

 

Con la tripa llena, nos vamos a Puerto del Rosario, la capital de Fuerteventura, para despedirnos de cuatro días llenos de aventuras y nuevos lugares. ¡Te esperamos pronto!

 

 

 

 

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

New customer discount